Lagozuh

Lagozuh, o el harecrocodile en traducción del griego antiguo, habitó nuestro planeta en el período Triásico. En el territorio de la Argentina moderna (América del Sur), se descubrieron por primera vez los restos del esqueleto de este dinosaurio más antiguo y actualmente bien estudiado, del cual muchos descendieron posteriormente.

Actualmente, los investigadores tienen cuatro esqueletos casi completos (algunos carecen de fragmentos de cráneo) para estudiar más a fondo esta especie.

Aparición del lazozuha

Lagozuh

Lagozuh era de tamaño pequeño y tenía una cola delgada y alargada, que servía como contrapeso al cuello y al timón largos cuando se movía. Sus patas traseras se parecían más a las de conejo, y sus patas delanteras eran pequeñas y muy probablemente destinadas a cazar y mantener presas. Sin embargo, los investigadores sugieren que, si es necesario, el depredador podría usarlos, pero solo confiando parcialmente.

Las dimensiones de la laguna (hasta 40 cm de longitud) también se parecían a las de los conejos, lo que le permitió saltar bien a grandes alturas. Quizás por esta razón, este depredador tiene otro nombre que transmite el significado de su estilo de vida: un cocodrilo saltando.

Estilo de vida de la laguna

Los científicos no han llegado a una opinión inequívoca sobre la aparición del lazozuha

En el período Triásico, el clima en la Tierra era cálido y lluvioso, y la vegetación era exuberante. Fue en estas condiciones que vivió la laguna. Al mismo tiempo, no se alimentaba de plantas, sino que era exclusivamente un depredador. La base de su dieta no era solo insectos e invertebrados, sino raramente pequeños animales. Aparentemente, se abalanzó sobre ellos desde arriba, usando las habilidades de sus patas traseras de "conejo". Pero sobre todo cazaba insectos o explotaba la tierra en la cara en busca de larvas comestibles.

Los investigadores también sugieren que un depredador podría trepar con éxito a los árboles y esconderse en la entrada cuando estaba en peligro. Cierto, evidencia directa que indica que la laguna pudo nadar no. Pero el hecho de que podía levantarse sobre sus patas traseras para mirar alrededor, los científicos ya lo han demostrado. Y esta habilidad ha salvado repetidamente la vida de los reptiles que llevaron una bandada de vida, y en caso de peligro, se apresuraron en todas las direcciones, usando sus patas rápidas.

Sin embargo, se demuestra el hecho de que la laguna era muy similar a un cocodrilo.

Fueron las peculiaridades del comportamiento y la estructura del lagosuch lo que llevó a los investigadores a pensar que él es el progenitor de algunos tipos de dinosaurios. Después de todo, se puso de pie y se movió usando sus patas traseras, mientras que la parte inferior de su pierna es más larga que la superior, y en la articulación podría extenderse por completo. Antes de su aparición en la naturaleza, aparentemente, no había criaturas vivas capaces de moverse en dos extremidades, y las cuatro patas se usaban para moverse. La aparición de una laguna es un gran avance en la evolución de los seres vivos.

Además, él, como muchos dinosaurios, confiaba solo en sus dedos cuando se movía, y no en su pie completo.

Mira el video: Антиохия в Писидии (Febrero 2020).

Deja Tu Comentario